Castillo de San Vicente
Argüeso. Hermandad de Campoo de Suso
Declarada Bien de Interés Cultural / 1983


      El castillo de Argüeso fue el emblema y la fortaleza del señorío de la casa de Mendoza en las tierras altas de Campóo. Construido sobre una pequeña loma, compuesto por dos torres y un cuerpo central que las une, y rodeado por una muralla que cierra el patio de armas, el de Argüeso representa el más destacado y antiguo ejemplo de castillo roqueño de Cantabria.

      Se alza el castillo en un breve altozano sobre el que asientan sus cimientos los cuatro elementos que conforman el monumento: dos torres, una orientada al mediodía y otra al norte; el cuerpo intermedio que les une, y la muralla.

      El origen del castillo es oscuro ya que no existen documentos para determinar con precisión su antigüedad o su protagonismo histórico. Sin embargo, si tomamos como apoyo los datos que ofrece la arqueología, podemos suponer que al menos una parte de él pudo ser construida a fines del siglo XIII, cuando los Mendoza ya tenían señorío en el lugar y en el valle. Posteriormente, cuando los Reyes Católicos convirtieron este señorío en marquesado de Argüeso, en 1475, se unieron las dos torres por medio de un cuerpo de carácter más palaciego y se alzó una reducida muralla para salvaguardar el patio de armas.

      Las torres son prismáticas y construidas en mampostería, salvo esquinales y vanos. Tienen un acentuado parecido con otras que aún perviven en la zona, como las de Proaño, San Martín de Hoyos o Cadalso, y que no parecen distanciarse mucho en cronología. No sabemos si tuvieron almenas, aunque M. Carrión, quien dirigió la reciente restauración del castillo, afirmó haber hallado testimonios visibles de su existencia. En los muros se abren escasísimos vanos, casi siempre aspilleras o alguna ventanita de arco apuntado, prueba de que en principio las torres tuvieron una finalidad casi exclusiva de defensa.

      Aumenta más el aspecto señorial del castillo con la inclusión del cuerpo intermedio, en el siglo XV. Está formado por un piso a ras de suelo y dos sobre él. Su la altura y la composición de la fachada le proporcionan un aspecto más palaciego.

      En este castillo vivió circunstancialmente doña Leonor de la Vega, la brava mujer que se opuso a los Manrique, y posiblemente, su hijo, el gran poeta de las Serranillas, don Iñigo López de Mendoza, marqués de Santillana.

      En 1989 se realizó una intervención arqueológica de urgencia en el interior de la torre medieval y en el patio de armas. Se pudo determinar la existencia de una necrópolis medieval -siglos IX-X- y restos de una vieja iglesia que dio el nombre de San Vicente al castillo.

      Propiedad municipal, Ayuntamiento de la Hermandad de Campóo de Suso. Recientemente se han realizado obras de restauración y rehabilitación por parte de la Diputación Regional de Cantabria, pero no se han concluido. No hay establecido régimen de visitas.

      CALDERON ESCALADA, J.: Campóo. Panorama histórico y etnográfico de un valle. Santander 1971, pp. 203-205. PEREZ BUSTAMANTE, R. et alii.: El Castillo y Marquesado de Argüeso. Historia y documentos. Santander 1988. VV.AA.: Patrimonio Arquitectónico Civil de Cantabria. Fundación Santillana 1989, p. 59.

      En la Hermandad de Campóo de Suso: Iglesia del siglo XVIII, en Argüeso. Iglesia de Santa María La Mayor, en Villacantid. Ficha 19. Nacimiento del Ebro, en Fontibre. Iglesia románica de San Félix, en Fontibre. Casa-torre de los Ríos, en Espinilla. Torre medieval y casa solariega anexa, en Proaño. Ficha 95.

      Desde Reinosa se accede al pueblo de Argüeso por la carretera que sube hacia la estación invernal de Alto Campóo. Después de 5 km. y antes de llegar a Espinilla, hay que desviarse a la derecha en Paracuelles. Está señalizado. Desde allí la fortaleza ya es fácilmente visible.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural