Fachada del Edificio «La Casona»
Reinosa
Declarada Bien de Interés Cultural / 1982


      El edificio La Casona es el más importante ejemplo de arquitectura civil de Reinosa, sobresaliendo especialmente su imponente fachada principal, toda ella de sillería. Construida en el último cuarto del siglo XVIII a orillas del antiguo Camino Real que atravesaba la villa, ha jugado siempre un importante papel en la vida local. En la actualidad pertenece al Ayuntamiento de Reinosa y ha sido recientemente restaurada.

      La Casona fue construida en 1778 por D. Luis de los Ríos Velasco en un solar de su familia -los Marqueses de Fuente-Hijar- para cortejo de su mujer Dña. Lorenza de los Ríos. El inmueble recibió el sobrenombre de "Casa de la Niña de Oro", ya que la leyenda recoge la promesa hecha por el propietario de ofrecer a la Virgen el peso de su hija en oro, si esta sanaba de una enfermedad.

      El principal atractivo del edificio -de tres alturas en origen- se centra en la fachada principal, de sillería de dorada piedra arenisca. Una sillería de aspecto especialmente sólido y voluminoso recorre los esquinales y la planta baja. El resto de los muros son de mampostería revocada, reservándose la sillería para resaltar y enmarcar los vanos.

      La fachada principal tiene cinco calles subrayadas por pilastras adosadas de separación. Dispone un alzado simétrico respecto a la calle central, donde se aloja la puerta de acceso -adintelada y flanqueada por columnas dóricas-, y, en el primer piso, el balcón central rematado por frontón partido con escudo. Los ventanales de la planta baja y los balcones presentan artística rejería de hierro forjado.

      La fachada posterior, al este, tiene en la primera planta un bello balcón abierto con tres arcos carpaneles y dos galerías cerradas en los extremos.

      La cornisa moldurada de piedra soporta un nuevo piso, creado al transformarse el tejado en una estructura abuhardillada.

      La distribución interior del edificio se articula por un pasillo central en torno al cual se sitúan las estancias. En la planta baja hay un banco de obra cubierto de azulejos dedicado a la Virgen de Montesclaros (¿recuerdo de la leyenda?).

      La Casona ha conocido sucesivos propietarios. A principios de siglo se efectuaron notables reformas internas y se añadió la mansarda. Además de su inicial función residencial, la Casona ha sido "Fonda Universal"; desde 1954 Casino local (con salón de baile); y hasta discoteca. Después de dos incendios -1808, provocado por las tropas francesas, y 1978- que la afectaron gravemente, fue restaurada en la década de los ochenta.

      El Ayuntamiento de Reinosa es su propietario desde 1984. En la actualidad está parcialmente abierta. En la planta baja se ubica la Oficina Municipal de Turismo y una sala de exposiciones y en la primera un salón de actos donde, entre otras actividades, se celebran los Cursos de Verano sobre el Patrimonio Histórico.

      CANTON, R.: Reinosa y la Merindad de Campóo. Santander 1992, pp. 137-140. COSSIO, G.: "La casa popular en el Valle de Campóo, Santander". Publicaciones del Instituto de Etnografía y Folklore Hoyos Sainz X, 1979-80, p. 10. GARCIA DE LA PUENTE, J.: Reinosa y el Valle de Campóo. Santander 1916, pp. 106-107.

      En Reinosa: Templo parroquial de San Sebastián. Ficha 26. Casa de Cossío. Casa de Pano o del Marqués de Cilleruelo. Torreones de Navamuel y Calderón. Casa de las Princesas. Teatro Principal y Fuente de la Aurora. Colegio Público Concha Espina.

      La Casona se sitúa en la Avenida del Puente de Carlos III, nº 23, una de las calles principales de Reinosa.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural