Palacio de los Fernandez de Velasco
Entrambasaguas
Declarada Bien de Interés Cultural / 1985


      El Palacio de los Fernández de Velasco es un bello conjunto arquitectónico de gran sobriedad, y responde a una disposición casi generalizada para este tipo de construcción que aúnan en varios edificios las dependencias de la residencia señorial y la casa de labranza, siendo la mayor parte de las conservadas de los siglos XVII y XVIII.

      El conjunto de la torre-palacio de la familia Fernández de Velasco en Entrambasaguas debió realizarse en dos épocas, separadas posiblemente por un tiempo cercano a los cien años. De una parte está la casa principal o casona, que pudo construirse a mediados del siglo XVII, pues en su fachada, entre los balcones centrales, campea un escudo de Villar y Barreda que puede relacionarse con los padres de Doña María del Villar y Barreda, que se casan en 1611; o con ella misma, que funda mayorazgo en Entrambasaguas en 1695. Además, el edificio tiene un reloj de sol con fecha insegura, pero en él, en otro tiempo, se dice que podían leerse los números 16.., lo que prueba que se colocó en el siglo XVII. Esta "casa principal", tal como la denominan los documentos, es de dos pisos y desván. Lleva en su fachada principal piedra de sillarejo y buenos sillares en los esquinales. El zaguán se abre en dos arcaduras rebajadas de características muy montañesas. El piso segundo, que se separa de estos arcos por medio de imposta de sillería resaltada, presenta simétricamente cuatro vanos: dos antepechos con balcones de hierro forjado y dos ventanas cuadrangulares en los extremos.

      Adjunta al edificio principal, haciendo escuadra, está la "casa-torre", edificio prismático ligeramente más alto, pero también cubierto a cuatro aguas. Parece -por los cuarteles de su escudo angular con las armas de Cordero, Villar, Cantolla, Barreda y Villalante-, que debió de ser levantada por el capitán don Juan Antonio Cordero Cantolla, miembro de los Reales Batallones de Marina y teniente de navío de la Real Armada, quien en 1756 pedía certificados de existencia de sus antepasados "para seguridad de mi genealogía y perpetua memoria". Su reloj de sol, fechado en 1782, significaría la terminación del edificio. Esta casa-torre es una noble construcción con muros de mampostería, pero con sillería almohadillada de gran calidad en los esquinales. Tiene tres plantas y desván. Los vanos son también de sillería en las sencillas ventanas cuadrangulares y en antepechos de los muros este y sur, donde hay balcones de hierro forjado. Una buena cornisa de piedra tallada sostiene un alero de madera que descansa sobre ménsulas o zapatas.

      Es de propiedad privada. Por sucesión familiar, la casa-palacio de los antiguos Villar pertenece en la actualidad a los Fernández de Velasco.

      ESCAGEDO SALMON, M.: Solares montañeses. Tomo VII. Torrelavega 1933, p. 107. GONZALEZ ECHEGARAY, Mª C.: Escudos de Cantabria. Tomo I. Merindad de Trasmiera. Santander 1969, pp. 73-74. VV.AA.: Patrimonio Arquitectónico Civil de Cantabria. Fundación Santillana 1989, p. 71. Documentos de la casa, cedidos por Dña. Luisa Fernández de Velasco y D. Marcial Zamanillo.

      Iglesia del siglo XVII, capilla de Elechino, palacio de Las Arenas y varias casonas, en Entrambasaguas. Palacio de los Acebedo, en Hoznayo (Entrambasaguas). Ficha 68. Iglesia del siglo XVI, en Navajeda (Entrambasaguas). En Riotuerto: Iglesia parroquial de Rucandio. Ficha 28. Portalada de Carlos III, en La Cavada. Ficha 75

      Entrambasaguas se encuentra a 25 km. de Santander. En la N-634 con dirección a Bilbao, es necesario desviarse a la derecha en Hoznayo. Después de 2 km. se llega a Entrambasaguas, donde se encuentra la casona, concretamente en el barrio de Viar.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural