Edificio y Jardines de la Universidad Pontificia
Comillas
Declarada Bien de Interés Cultural / 1985


      Desde el año 1881 se tienen noticias documentales de la intención que tenía don Antonio López de construir un centro educativo en la villa de Comillas. Barajadas distintas opciones, el marqués decidió aportar un donativo inicial de dos millones de reales para construir un seminario, en el que adolescentes de familias con escasos recursos se formaran como sacerdotes, bajo la dirección de la Compañía de Jesús.

      El proyecto del seminario se encargó inicialmente al jesuita e ingeniero de caminos, Miguel Alcolado. La primera piedra del edificio se colocó el 20 de mayo de 1883. Un año después muere Antonio López, asumiendo el compromiso su hijo, Claudio López Bru, segundo marqués de Comillas, que encarga el resto del proyecto a su arquitecto particular, Juan Martorell. Este, poco tiempo antes, había proyectado el palacio de Sobrellano y su capilla-panteón.

      Manteniendo el esquema de Alcolado, Juan Martorell organiza el edificio en una planta rectangular de tres alturas, con dos patios interiores divididos por un cuerpo central más elevado, en el que se encuentra la iglesia y la entrada principal.

      En las fachadas se alternó el ladrillo con la mampostería colocada en los entrepaños, en un estilo que podríamos considerar genéricamente como neogótico-mudéjar.

      En 1889, ya con el seminario prácticamente terminado, muere el arquitecto Cristóbal Cascante, quien hasta entonces había dirigido los trabajos. Don Claudio quiso finalizar la obra "con esplendidez", y para ello encargó los remates y detalles ornamentales al también arquitecto catalán Luis Domenech i Montaner.

      Para plasmar sus minuciosos proyectos, Domenech contó con excelentes artistas. La puerta de bronce de entrada al vestíbulo, llamada de las Virtudes, fue modelada por Eusebio Arnau y fundida por el taller barcelonés de Masriera y Campins.

      Al escultor Arnau se le puede atribuir también el San Jorge con el dragón de la puerta de la iglesia y los altorrelieves de los dos jóvenes de la portalada que sostienen el escudo con las llaves pontificias y el monograma IHS de la Compañía. En sus dalmáticas está inscrito el año de la inauguración del seminario, 1892.

      En el resto de la decoración escultórica trabajaron posiblemente Juan Soler y los hermanos Juyol. Los mosaicos, algunos de ellos desaparecidos, los realizó Mario Maragliano, y la pintura mural del seminario fue confiada a Eduardo Llorens, que la ejecutó al óleo sobre tela. Colaboraron con él, en la decoración de las capillas, J Mª Tamburini y Juan Llimona.

      El conjunto es propiedad de Caja Cantabria desde 1993 y visitable durante el período estival. El resto del año está cerrado mientras continúen las obras de conservación.

      Arquitectura Modernista. Domenech y Montaner. Catálogo de la Exposición. Fundación Santillana 1990.

      GARCIA MARTIN, M.: Comillas Modernista. Barcelona 1993.

      En Comillas: Edificio El Capricho. Ficha 62. Fachada principal del Cementerio. Ficha 63. Conjunto Histórico. Palacio de Sobrellano y capilla-panteón de los Marqueses de Comillas. Parque Natural de Oyambre.

      El Seminario está situado sobre el alto de la Cotera, al oeste del pueblo, frente al palacio de Sobrellano. A él se llega cruzando la carretera que conduce a San Vicente de la Barquera. Antes de salir de Comillas existe una desviación a la derecha, señalizada con la indicación del Seminario.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural