Iglesia de San Martin
San Martin de Hoyos. Valdeolea
Declarada Bien de Interés Cultural / 1982


      Dentro de su humildad, la iglesia de San Martín de Hoyos, situada en el bello valle de Olea, es un edificio interesante. La planta de la iglesia románica debió concebirse como de una sola nave para, tiempo después, modificarse con el añadido de dos capillas laterales. La sencilla decoración de los motivos ornamentales dificulta su datación, aunque es posible que se construyera a mediados del siglo XII.

      Un pórtico más reciente al sur cubre la primitiva puerta románica que, como suele ser normal, está un poco destacada del muro. Posee arquivoltas de medio punto y un guardapolvo de billetes. Las arquerías son sencillas, molduradas sólo con baquetones y escocias, y apoyan sobre pilastrillas sin fustes ni capiteles. En lo alto de la puerta, sosteniendo la cornisa del tejadillo, aún existen nueve modillones de caveto y pirámides curvas.

      Volviendo a salir del pórtico, a la derecha, se llega al ábside después de bordear los muros exteriores de una capilla añadida. El ábside es semicircular, con contrafuertes simples que le separan de los muros del presbiterio. Es muy sencillo, sin ventanas aparentes, aún cuando en su día tuvo una en el centro que ha sido clausurada con piedra de sillería. La cornisa lleva como borde un baquetón corrido que se sostiene por canecillos labrados con figuras de animales, geométricos y uno con un hombrecillo de pie que sostiene un bidón.

      Más interesante es el interior, en cuya nave se abrieron dos capillas, a izquierda y derecha, poco antes de llegar al arco triunfal, que han dado a la planta un aspecto de falso crucero. La capilla lateral izquierda lleva en su entrada columnas sobre alto plinto de borde en baquetón. Los capiteles son sencillos: volutas y animales enfrentados. La capilla derecha se abre también en arco de medio punto con guardapolvo de cuatripétalos inscritos en círculo. Los capiteles presentan, en toscas figuras, la lucha de caballeros y cabeza humana entre acantos. El arco triunfal es apuntado y apoya sobre capiteles iconográficos: el izquierdo con las consabidas águilas de alas explayadas, y el derecho con animales afrontados.

      La cronología de la iglesia no es muy clara, dado el carácter muy rural de su decoración, pero es posible suponer que a mediados del siglo XII se levantara el cuerpo general del templo, y que poco después, quizás por necesidades litúrgicas, se abriesen las dos capillas por canteros locales, ya dentro del siglo XIII, con espíritu aún románico.

      Obispado de Santander. Debe concertarse la visita con el párroco que atiende este templo o preguntar en una casa del pueblo por la llave.

      GARCIA GUINEA, M.A.: El Románico en Santander. Santander 1979. tomo II, pp. 446-449.

      En Valdeolea:

      Torre medieval, en San Martín de Hoyos.

      Ermita de San Miguel, en Olea. 41

      Iglesia de Santa Eulalia, en La Loma. 43

      Iglesia de San Juan Bautista, en Mata de Hoz. 44

      En Matamorosa se coge la carretera local que por, el Valle de Olea, conduce a Barruelo de Santullán (Palencia). Poco después de pasar Villaescusa, a la izquierda, se encuentra San Martín de Hoyos, donde destaca su torre defensiva medieval. No lejos de ésta se encuentra la iglesia de San Martín.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural