Iglesia de Santa Lucia
Santander
Declarada Bien de Interés Cultural / 1987


      En pleno corazón de la ciudad, está la iglesia de Santa Lucía. Proyectada por el arquitecto madrileño Antonio de Zabaleta a mediados del siglo pasado, refleja tanto en su exterior como en su interior, el gusto y los conocimientos del autor por el renacimiento romano y por el arte paleocristiano.

      La iglesia, abierta a los fieles en 1868, fue construida siguiendo los planos realizados gratuitamente entre 1852 y 1854 por el arquitecto Antonio de Zabaleta, autor del Mercado del Este y de la casa de los Arcos de Botín en la Plaza de Pombo.

      El templo fue concebido con una sola nave, bastante ancha, con capillas laterales abiertas a la nave, y crucero de brazos poco desarrollados.

      En el interior destaca la cabecera, el altar mayor realizado por J.B. Calegari en mármol de Carrara, el cuadro de Santa Lucía pintado por Paul Ratier a finales del siglo XIX y la Virgen de las Victorias, talla de Bellver.

      La iglesia fue construida entre 1854 y 1868, con intervenciones posteriores, como la torre, probablemente rediseñada en 1862 por Manuel Gutiérrez.

      Estilísticamente la iglesia refleja los gustos y conocimientos del autor por el Renacimiento y la época Paleocristiana. Así, se puede apreciar en el pórtico, elementos de la arquitectura de Alberti o de Brunelleschi, aunque con proporciones de la escuela romana. También el pórtico recuerda al nartex paleocristiano, en un momento en el que se estaban reivindicando los atrios porticados.

      Otros detalles de la época de los primeros cristianos son la advocación a Santa Lucía, el uso del orden jónico y las proporciones del templo. Por otra parte, las arcadas laterales apoyadas en pilastras, los muros interiores cubiertos de mármol de colores, el arco triunfal, o las bóvedas cubiertas con decoración pintada de grutescos, son rasgos renacentistas que Zabaleta pudo estudiar y conocer en sus estancias en Italia.

      La iglesia de Santa Lucía es sin duda uno de los edificios más destacados de la ciudad, aparece en un momento de desarrollo económico y urbanístico en el que debido a la Desamortización de Mendizabal había disminuido notablemente el numero de iglesias en la capital.

      Por otra parte, las fechas de construcción coinciden con los momentos previos a la Revolución del 68, época de "crisis espiritual" en la que se construyeron muy pocas iglesias. Por ello, la iglesia de Santa Lucía es uno de los pocos ejemplos de la arquitectura española religiosa de mediados del siglo XIX.

      Obispado de Santander. Abierta en horas de culto.

      GARCIA GUINEA, M.A.: Guía Artística de Cantabria. Santander 1988, p. 24.

      SAZATORNIL, L.: Antonio de Zabaleta. La renovación romántica de la arquitectura española. 1803-1864. Santander 1992.

      En Santander:

      Mercado del Este. 78

      Paseo de Pereda y calle Castelar. 126

      Palacete del Embarcadero.

      Edificio del Banco Español de Crédito.

      En pleno centro de Santander, en los primeros numeros de la calle Daoiz y Velarde, junto a la plaza de Cañadío.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural