Iglesia de Santa Juliana
Lafuente. Lamason
Declarada Bien de Interés Cultural / 1984


      La iglesia de Santa Juliana es, sin duda, el templo románico más importante de la comarca. De una sola nave y ábside semicircular, su interés radica en a la uniformidad de la construcción conservada y en la originalidad de sus sencillos y toscos detalles decorativos, realizados posiblemente por canteros de la zona a finales del siglo XII.

      A pesar de su restauración en los años setenta, la iglesia de Santa Juliana en Lafuente, es uno de esos edificios en los que parece que se ha detenido el tiempo. El paisaje circundante, sus humildes proporciones, la conservación de los elementos básicos, así como la inexistencia de grandes variaciones en su estructura original, hacen de este templo un buen ejemplo de lo que fue la iglesia románica de concejo.

      La puerta principal se abre, en este caso, al oeste. Avanzada del muro, está compuesta por cinco arcos ligeramente apuntados y la cubre un pequeño tejadillo con cornisa sostenida por ocho canecillos sin decoración. Destacan en la portada sus originales capiteles, llenos de ingenuidad formal y arcaica naturalidad.

      En el muro sur existe otra pequeña puerta con arco apuntado y una columna a cada lado, que rematan en capiteles del tipo de los de principal.

      El ábside, semicircular, se divide mediante columnas dobles que rematan en su base en unos pequeños contrafuertes escalonados y en su parte superior en capiteles dobles. Hay en el lienzo central, señales de haber tenido en origen una ventana, hoy desaparecida.

      En el interior del templo existe un arco triunfal de medio punto, apoyado en cimacios con decoración vegetal. Los capiteles de este arco, aunque toscos, presentan mayor cuidado en la ejecución y motivos mas complejos. El capitel de la izquierda representa la adoración de los Magos, curioso por la organización de las figuras en tan reducido espacio y por la arcaica sonrisa que se aprecia en los rostros de los personajes, muy al estilo de algunos capiteles de Aguilar. En el capitel de la derecha, de menor calidad, se representa una escena al parecer ceremonial, de difícil interpretación en la que destaca en su parte central un personaje con una bandeja sobre la que descansa un libro. La cronología del la iglesia de Santa Juliana, en función de sus elementos decorativos, rondaría las ultimas décadas del siglo XII o las primeras del XIII.

      Obispado de Santander. No hay establecido régimen de visitas. Solicitar en el pueblo la llave o contactar con el párroco de la zona.

      GARCIA GUINEA, M.A.: El románico en Santander. Santander 1979, tomo I, pp. 552-554.

      GARCIA GUINEA, M.A.: Cantabria. Guía artística. Santander 1988, p. 181.

      Torre de Cabanzón (Herrerías). 96

      Torre de los Linares, en Linares (Peñarrubia). 100

      Torre de Rubín de Celis, en Obeso (Rionansa). 103

      Carmona (Cabuérniga). 119

      En Cabezón de la Sal se toma la comarcal 625 que se introduce en Cabuérniga. En la población de Valle, se gira a la derecha hacia Carmona. Llegados a Rioseco-Puentenansa, se sigue dirección a La Hermida; a mitad de camino se encuentra Lafuente. La iglesia de Santa Juliana está al borde de la carretera.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural