Palacio y Torre de Bustamante
Quijas. Reocin
Declarada Bien de Interés Cultural / 1982


      La conservación de la antigua casa en el solar del linaje es una característica de la arquitectura civil barroca. Significa revivir la genuina nobleza medieval, como emblema, en unos momentos en los que iban decayendo el prestigio y los privilegios estamentales. La torre constituye entonces el núcleo de la nueva edificación. Un ejemplo de gran belleza es este conjunto de palacio y torre de los Bustamante en Quijas.

      A este palacio, situado a orillas del río Saja, también se le conoce con el nombre de la Casa de la Vega de Hojamarta. Conserva como núcleo del edificio la antigua casa-torre gótica, posiblemente del siglo XIV, asentada sobre roca, que fue solar de los Bustamante, y que fue custodiada y defendida a su vez por los cercanos torreones de Quijas, Agüera y Villapresente.

      A finales del siglo XVII y principios del XVIII se construyó el actual palacio, caracterizado por la longitud de su fachada, con soportal de arcadas y solana de siete tramos en el piso superior. El muro de fondo del balcón es de ladrillo macizo con entramado de madera, elemento que aparece en algunas casonas rurales del siglo XVII. En el extremo oriental se adosó la capilla, de un solo tramo, coronado por una espadaña, y cubierto con bóveda de crucería.

      En torno a la corralada persisten diversas edificaciones de servicios: socarreñas, bodegas, horno y dos molinos, uno de ellos todavía en servicio; pero ha desaparecido la ferrería que desde tiempos medievales poseía la casa de Bustamante en este lugar. Hace unos treinta años padeció todo el conjunto una importante reforma que afectó principalmente a la fachada e interior del palacio.

      En la fachada meridional de la capilla aparece un monumental escudo, que lleva una decoración de banderines, picas y otros atributos militares, quizás de influencia francesa, poco frecuente en los escudos nobiliarios de Cantabria. Pertenece al militar don Francisco de Alsedo, señor del palacio a finales del siglo XVIII. En su campo se observan los símbolos del apellido Bustamante, Alsedo y Ceballos, así como el lema de la casa grabado al pie: "VI LAS ARMAS RELUMBRANTES DE LOS FRANCESES BLASONES, DE LOS FUERTES BUSTAMANTES, QUE REYES NO FUERON ANTES, DESCIENDEN DE EMPERADORES: AZULES LOS TRECE ROELES, EN CAMPO DE GRAN LIMPIEZA EN LA ORLA DE VENCEDORES, LAS TRES CELESTIALES FLORES".

      Propiedad particular.

      CAMPUZANO, E.: El Gótico en Cantabria. Santander 1985. CAMPUZANO, E.: Casonas y Palacios de Cantabria. Santander 1991. MUÑOZ JIMENEZ, J.M.: Torres y Castillos de la Cantabria medieval. Santander 1993.

      En Quijas: Iglesia parroquial del siglo XVII. Torres defensivas de Agüera y Villapresente. Conjunto arquitectónico del alto de Quijas. Chalets de indianos. En Puente San Miguel: Ermita de los Valles. Finca de la Sociedad "Puente San Miguel, S.A." Ermita de San Adrián, en Valles.

      En Torrelavega hay que tomar la N-634 dirección a Oviedo. Transcurridos 7 km. aproximadamente, al llegar al pueblo de Valles, antes de subir a Quijas, debe cogerse una desviación a la derecha para descender a la vega de Hojamarta. Junto al río Saja, en un bello paraje, se encuentra el monumento


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural