Monasterio de Santo Toribio de Liebana
Camaleño
Declarado Bien de Interés Cultural / 1953


      Localizado en el centro geográfico de la comarca lebaniega, el Monasterio de Santo Toribio, hasta el siglo XII denominado de San Martín de Turieno, fue durante gran parte de la Edad Media el eje alrededor del cual giraba la vida cultural, religiosa, económica y social de esta zona, importante reducto de la resistencia cristiana en los comienzos de la Reconquista. Este monasterio es uno de los más antiguos de la región, y en él se conjugan el arte románico, el gótico y el barroco.

      Sus orígenes, muy oscuros, se remontan al inicio de la repoblación. Su fundación, a mediados del siglo VIII, durante el reinado de Alfonso I, se atribuye a un obispo de Palencia llamado Toribio, quien se refugió en la Liébana al huir de los musulmanes, trayendo consigo el cuerpo del obispo de Astorga, Santo Toribio, y las reliquias que éste trajo de Tierra Santa, entre las que destaca el "Lignum Crucis", considerado el mayor fragmento de la cruz de Cristo. Además, la tradición coloca al Beato de Liébana en esta abadía, lugar donde se habrían escrito e ilustrado su famoso Comentario del Apocalipsis en el 776.

       En el conjunto de edificaciones del monasterio destacan:

        La iglesia gótica del siglo XIII, construida sobre un templo prerrománico y otro románico -como han documentado excavaciones arqueológicas-, y que ha sufrido numerosas remodelaciones. Presenta nave rectangular con tres naves, la central más ancha con una torre a sus pies, y tres ábsides poligonales. La cubierta se realiza con bóvedas de crucería cuyos nervios se apoyan en pilares. Sus puertas, aún de traza románica y posiblemente aprovechadas de las construcciones anteriores, se abren en el muro sur: la principal y la "del perdón". Esta solo se abre los años de Jubileo, es decir, aquellos en los que la fiesta del Santo coincide en domingo.

        La capilla del "Lignum Crucis", abierta en el muro norte de la iglesia con destino a albergar esta reliquia. Se data en el siglo XVIII, pertenece al estilo barroco, y en ella destacan una bellísima cúpula octogonal sobre pechinas y rematada por una linterna muy elevada; el templete de madera dorada que acoge la reliquia; y la efigie del arzobispo de Santa Fé de Bogotá, Cossío y Otero, fundador de esta capilla.

        El claustro construido en el siglo XVII.

      Complementa la visita un relieve moderno de Jesús Otero, ubicado en el zaguán que comunica el claustro con el patio exterior del monasterio. En él se representa la figura del Beato de Liébana en su "scriptorium". El resto de dependencias del monasterio son fruto de la reconstrucción realizada a partir del año 1959.

       Por último señalar que alrededor del monasterio se conservan un conjunto de ermitas o capillas entre las que destaca la "Cueva Santa", que la tradición supone retiro cenobítico de Santo Toribio.

      El monasterio está habitado por padres de la orden franciscana, existiendo un horario de visita en función de la época del año.

      CAMPUZANO RUIZ, E.: El gótico en Cantabria. Santander 1985, pp. 272-288.

      GARCIA GUINEA, M.A.: El monasterio de Santo Toribio de Liébana. León 1978.

      GARCIA GUINEA, M.A.: El románico en Santander. Santander 1979, Tomo I, pp. 414-469.

      Potes. 124

      Mogrovejo (Camaleño). 115

      Hórreos en el municipio de Camaleño.

      Teleférico de Fuente Dé y Refugio de Aliva.

      A la salida de Potes por la carretera que conduce a Espinama y a Fuente Dé, se debe tomar una desviación a la izquierda, la cual, después de unos dos km. nos acerca al monasterio.


Arriba                Indice de Bienes de Interés Cultural