Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Santoña nucleos de población
   
mapa de Santoña
     
linea decorativa linea decorativa


El municipio de Santoña comprende las entidades de población de Dueso, Piedrahíta y Santoña (capital).

Dueso. Este barrio de 241 hab. (2004) se encuentra a 1,5 km de Santoña y 30 m sobre el nivel del mar. Es conocido por el establecimiento penitenciario que alberga desde principios del siglo XX.

Piedrahíta. Este barrio se halla junto a Argoños, en el extremo occidental del municipio, a 4,5 km de Santoña y 9 m de altitud. Lo pueblan 110 hab. (2004).

Santoña. Se extiende por una esplanada a los pies del monte Buciero y acoge uno de los principales puertos pesqueros de la cornisa cantábrica, célebre por su pujante industria conservera. Dista 48 km de Santander y está a 7 m sobre el nivel del mar. Lo pueblan 11.170 hab. (2004). En el corazón de esta villa marinera se encuentra uno de los santuarios más importantes de Trasmiera, el monasterio de Santa María de Puerto, cuyo cartulario custodia documentos fundamentales para conocer los orígenes de buena parte de las localidades de esta comarca costera. Se trata de un templo de origen románico culminado en época gótica de tres naves, con una hermoso abovedamiento estrellado en el crucero y la cabecera de 1532. Custodia bellos retablos, entre ellos el de San Bartolomé, una obra flamenca considerado de los mejores de la comunidad autónoma. Entre las construcciones civiles destacadas, se cuentan varios ejemplos de arquitectura civil de la Edad Moderna como la casa de Maeda, también conocida como el „Antiguo Hospital Militar“ y „Casa-palacio de los marqueses de Chiloeches“, declarada Bien de Interés Cultural en 1972; y la serie de edificios mandados construir por el Marqués de Manzanedo en la segunda mitad del siglo XIX: el Instituto y la Casa-Palacio, declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1992. En el interior de esta residencia se conserva parte del legado del escultor santoñés Víctor de los Ríos (1909-1996), que forma parte de la importante colección de arte español contemporáneo del ayuntamiento, compuesta por trabajos de artistas como Uslé, Úrculo, Ràfols Casamada o Canogar. Santoña reviste también particular atractivo desde el punto de vista patrimonial merced al conjunto de fortalezas, baterías e infraestructuras defensivas que jalonan el monte Buciero. Entre ellas se cuentan el Fuerte de Napoleón, el Fuerte de San Carlos, el Fuerte de San Martín, la Batería de San Martín Alto y la Batería baja de Galvanes, declarados Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1992. Por último señalar que el monte Buciero custodia numerosos pequeños yacimientos de época prehistórica, entre los cuales destaca el Abrigo del Perro, declarado Bien de Interés Cultural en 1998.

Nacieron o están vinculados Santoña el cartógrafo Juan de la Cosa (¿?–1509), los religiosos Ramón de Rentería y Reyes (1762), José Manuel Fernández Gómez (1924) y Felipe María Zalba Elizalde (1927–1999), los empresarios José Servando Jerónimo de Regules Ruiz (1790–1850) y Gregorio Amo (1857–¿?), los pintores Lino Casimiro Iborra (1858–1935) y Puerto Collado Rueda (1963), el político e intelectual Ricardo Macías Picavea (1846–1899), los políticos Gregorio Villarías López (1883–1946) y Epifanio Azofra Herrería (¿?–¿?) , los militares Luis Carrero Blanco (1903–1973), Alfredo Arija Valenzuela (1906–1936).y Luis Bengoechea Bahamonde (1907–1977), el escultor Víctor de los Ríos Campos (1909–1996), el autor de cómics Ángel Pardo Ruiz (1924–1995), el médico Juan Francisco Díez Manrique (1934), el futbolista Francisco ‘Paquito’ Feleato Ochoantesana (1951), el jugador de bolos Manuel Domínguez Hernández (1957), el atleta Tomás de Teresa Colina (1969), el boxeador José Ignacio Barruetabeña Chilchirarelli (1971), el matador de toros Francisco Marco Oyarzábal (1978).

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies