Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Ribamontán al Monte personajes escudo de Ribamontán al Monte
linea decorativa linea decorativa

Francisco Javier de Villanueva y Sota. Este marino nació en Anero en 1763. Ingresó en 1784 en el cuerpo admnistrativo de la Real Armada, siendo nombrado contador de navío y ejerciendo en las contadurías de La Habana, Cádiz, Cartagena y Ferrol. En 179 fue designado oficial segundo del cuerpo del Ministerio de Marina e interventor de almacenes. En 1791 pasó a ser contador y mestre del navío Miño. En 1793, durante la guerra contra la Convención francesa, fue nombrado oficial primero para servir en la escuadra del general Juan de Lángara en la frontera catalana. En 1800 fue ascendido a comisario graduado y en 1803 a comisario real. En 1805 partió de Ferrol como encargado de la escuadra de Gravina. Tras Trafalgar, permaneció en Cádiz como contador principal de la escuadra española. En 1807 fue destinado a las fábricas de Liérganes y La Cavada como ministro principal de la Real Hacienda, y más tarde como jefe de las mismas.. En 1811, durante la Guerra de la Independencia apareció al frente de la Intendencia del VII ejército de Liébana. Más tarde fue ascendido a ministro principal de Hacienda Pública e intendente de Santander en 1815. Falleció en Madrid en 1815.

José de Abascal y Carredano. Nació en Los Pontones en 1830. Político liberal, se exilió de España en 1866 y regresó hecho prisionero. En 1868 participó en la Revolución como miembro de la Junta Revolucionaria de Madrid. Fue diputado en las Cortes Constituyentes de 1869, más tarde designado director del patrimonio dela Corona y más tarde elegido senador del Reino. Fue alcalde de Madrid entre 1881 y 1883 y de nuevo entre 1885 y 1889. Falleció en Madrid en 1890.

Juan Bautista de Acebedo. Nació en Hoz de Anero en 1553, estudió en Salamanca Cánones y Leyes. Fue examinador general del arzobispo de Zaragoza, doctor en la Universidad de Lérida, capellán de Felipe II, canónigo de León en 1598, obispo de Valladolid en 1601, inquisidor general y presidente del Consejo de Castilla en 1602. Fundó el Colegio de Santa Isabel de Madrid. Falleció en 1608.

Felipe de Arco Agüero. Este militar nació en Villaverde en 1787. Durante la Guerra de Independencia tomó parte en la batalla de Bailén; se incorporó en el ejército de Extremadura mandado por Gregorio de la Cuesta y luchó en Medellín, alcanzando el grado de teniente coronel; y más tarde, bajo las órdenes de lord Wellington, combatió en la batalla de Tolosa. En 1820, detentando el cargo de jefe del Estado Mayor de las fuerzas expedicionarias enviadas para hacer frente a los levantamientos independentistas de las colonias americanas, se unió al pronunciamiento liberal del general Rafael de Riego y Quiroga que tuvo lugar en Cabezas de San Juan a favor de la Constitución de 1812. De Arco-Agüero, presidente de la Sociedad Patriótica de Santander, fue el responsable de hacer llevar al rey Fernando VII la voluntad de adhesión a la Corona de los sublevados y fue presidente de la Sociedad Patriótica de Santander. Falleció al año siguiente en Badajoz en un accidente.

Fernando Cagigal de la Vega. Nacido en Hoz de Anero en el siglo XVII, este militar alcanzó el puesto de comandante general de las tropas españolas destacadas en Italia. Falleció en 1756.

Francisco Antonio de Cagigal de la Vega. Nació en Hoz de Anero en 1691 e ingresó muy joven en un Regimiento de guardias españoles. Combatió en Gibraltar, Orán (1707), Austria, Portugal y Cuba. Se cruzó caballero de Santiago en 1715, siendo teniente de granaderos. Fue capitán general de Caracas, presidente de la Audiencia de Nueva España, gobernador y capitán general de Santiago de Cuba. En 1742 fue ascendido a mariscal de campo. Fue responsable del traslado de las oficinas de Marina de Veracruz a La Habana. En 1762 ingresó en el Consejo de Guerra y participó en las guerras contra Inglaterra y Portugal. Entre 1769 y 1772 fue virrey de México, cargo que había desempeñado interinamente en 1760. Falleció en Hoz de Anero en 1777.

Luis de la Lastra y Cuesta. Nació en Cubas en 1803. Se ordenó sacerdote en 1828 y se licenció en Derecho Civil y Canónico en 1829. En 1852 fue designado obispo de Orense y cinco años más tarde arzobispo de Valladolid. En 1863 accedió al cargo de arzobispo de Sevilla. En 1867 recibió el capelo cardenalicio. Estaba en posesión de la cruz de la Orden de Carlos III y correspondiente de la Real Academia de la Historia. Falleció en Sevilla en 1876.

Juan Liermo Prieto. Nacido en Liermo en 1522, este religioso fue colegial del Mayor de Oviedo en Salamanca, obispo de Mondoñedo y arzobispo de Santiago desde 1582.

Francisco del Pontón Icera. Natural de Galizano, trabajó en Álava, La Rioja y Navarra entre 1600 y 1635, intervino en la iglesia de San Bartolomé de Aldeanueva de Ebro, sobre las trazas de Juan González de Sisniega, trazó la capilla de los Santos Mártires de la catedral de Calahorra (1623), la capilla del Santo Cristo de la colegial de Nuestra Señora de la Redonda en Logroño, trabajó en la iglesia y hospital de Galizano y es autor de la traza de la casa de Francisco de Villa.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies