Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
web municipal

gobierno de cantabria
el diario montañes
Meruelo personajes escudo de Meruelo
linea decorativa linea decorativa

Martín Carral.
Pintor. (Meruelo, 1959). Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, su trayectoria expositiva individual se inició en el Museo de Bellas Artes de Santander en 1986. Ha expuesto individualmente en Barcelona (Sala Artual 1988, Sala Centro de Cultura de la Caixa de Terrasa 1989, Galería Sergio Sánchez de Manresa 1990, Ambit Galería d´Art 1991, Galería Berini 1998 y 2000), Madrid (Arco´93), Cantabria (Galería Fernando Silió 1992, Casas del Águila y La Parra de Santillana del Mar 1994, Escuelas de San Mamés de Meruelo 1994, ermita de San Román de Escalante 1997, Centro Cultural Caja Cantabria de Santander 2000), Palma de Mallorca (Casal Solleric, 1996) y Palencia (Galería Teófilo 1999). ... más información >>

Fernando Antonio Fonteagud. Pintor y dorador. (Meruelo, siglo XVIII). Ya era maestro dorador en 1735, pues se conocen de esta fecha varios contratos de aprendizaje realizados por él. En 1737 realizó la que se considera su mejor obra: el dorado de los retablos mayores y colaterales del Santuario de Nuestra Señora de la Bien Aparecida. En 1745 doró una figura de San Roque para Cerdigo; en 1748, los retablos colaterales de Illaraza (Álava); en 1756, el de Nuestra Señora del Rosario, de la misma iglesia. Hacia 1760 volvió a trabajar en Álava, dorando el retablo de Doroño. Posiblemente hermano de Fernando Antonio sea Francisco de Fonteagud, también vecino de Meruelo, del que se conoce su actividad en Rasines (1735), Hoz de Marrón (1737), Bielva (1747-1750) y San Mamés de Meruelo (1751). Fernando Antonio se mantuvo activo hasta 1760. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Pedro de Lagüera y Menezo. Religioso. (Meruelo, 1817–¿?, ¿?). Se licenció en jurisprudencia y doctoró en teología en la Universidad de Salamanca de la cual llegó a ser catedrático. Más tarde fue arcipreste de la catedral de Orense, rector del seminario de Valladolid y canónigo en esta dicha ciudad. En 1861 alcanzó el grado de obispo de Osma.

Agustín Lainz. Maestro pintor y dorador. (Meruelo, siglo XVIII). Desarrolló su actividad por tierras alavesas, en la mayoría de las ocasiones, formando compañía con el dorador José de Dolano, también vecino de Meruelo. Junto a éste realizó el dorado de los retablos de San Antón en la parroquia de Arínez (1781), el retablo mayor de Gobeo (1786), el retablo mayor de Gereña (1788), el retablo mayor de Legarda (1789) y el retablo del Rosario de Guereña (1793). Además, en 1786 pintó el coro de la parroquia de Arínez y en 1791 colaboró con José Salas en el dorado y estofado de la imagen de San Vicente, en Hueto Arriba. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Juan Antonio del Mazo. Empresario. (Siglo XVIII). Financió la construcción de las dos primeras casas del ensanche de Santander, proyectado por el ingeniero catalán Francisco Llovet, obligándose a edificarlas en dos años a partir de 1766.

José Manuel del Mazo Calderón. Jurista. (Siglo XVIII). Natural de Meruelo, llegó a ser superintendente administrador general y juez privativo de los Reales Derechos de Alcabala, Unión de Armas y Armada de Barlobento en la ciudad de México.

Marcos Antonio de Menezo Mazo. Pintor y militar. (Meruelo, 1780¿?, ¿?). Hijo del pintor y dorador José de Menezo Vierna y Teresa Mazo. En 1802 el Real Consulado de Santander le concedió una pensión de 300 ducados anuales que le permitió establecerse en Madrid e iniciar su carrera pictórica en la Real Academia de Nobles Artes de San Fernando. En 1805 obtuvo el primer premio de segunda clase de pintura en el concurso general de la Academia. Durante su estancia en Madrid realizó varias obras: La Sacra Familia (1804), un regalo para el Consulado, y Retrato del Príncipe de la Paz (1807). De esta última obra realizó dos copias, una para el Consulado de Santander y otra para el Ayuntamiento de la ciudad. En 1808 se incorporó al Ejército de Aragón para luchar contra los franceses y abandonó su carrera pictórica. Permaneció en el Ejército durante largo tiempo y llegó a ocupar el puesto de Teniente Coronel Ayudante Mayor de Guardias. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

José de Menezo Vierna. Pintor y dorador. (Meruelo, siglos XVIII-XIX). Trabajó en Santander durante la segunda mitad del siglo XVIII y primeros años del XIX. Llevó a cabo varios trabajos en la catedral de Santander como la ejecución del dorado del desaparecido retablo de San Juan Nepomuceno (1763) y el dorado de la caja del órgano nuevo (1773). También trabajó en otras iglesias de la región (Novales, Limpias, Treceño y Ganzo). Además, hizo varias obras para el Real Consulado de Santander, entre ellas un marco dorado para el cuadro La Inmaculada Concepción del pintor José de Madrazo (1801). (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Juan Antonio de Vierna Camino. Arquitecto. (Meruelo, siglo XVIII). Ejerció como maestro de cantería y arquitecto de Marina de las Reales Fábricas de La Cavada. Era nieto de Marcos de Vierna Pellón y padre del arquitecto Romualdo de Vierna. Trabajó en varias obras fuera de Santander: Puente de San Martín de Rubiales, partido de Aranda de Duero, (1773), puente de Torquemada sobre los ríos Pisuerga, Arlanza y Arlanzón, según el proyecto de Antonio del Otero y Antonio del Carredano y adiciones del Comisario Marcos de Vierna (1778). También llevó a cabo varias obras para el Real Consulado de Santander, entre ellas la ejecución de alcantarillas, rampa y traviesa del muelle nuevo de la calle de la Rivera (1788) y el trazado de uno de los planos del camino de La Rioja, concretamente el tramo Santander-ciudad de Frías, junto con José Alday Fernández (1800). (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Romualdo de Vierna Ilisastegui. Arquitecto. (Meruelo, 1781–¿?, ¿?). Hijo del arquitecto de marina Juan Antonio de Vierna Camino y biznieto de Marcos de Vierna Pellón. Se inició en la arquitectura junto a su padre y en 1798, con 16 años, se matriculó en la Real Academia de Nobles Artes de San Fernando de Madrid. En 1803 consiguió una pensión de 300 ducados anuales del Real Consulado de Santander para seguir los estudios de arquitectura en la Academia. Durante su estancia obtuvo varios premios en los concursos generales de arquitectura que convocaba la institución académica: proyecto del Teatro Marcelo (1802), proyecto de Gimnasio (1805), templo magnífico con destino a Catedral (1805) y monumento en el Campo de Bailén en honor de los españoles (1808). En 1806 realizó, por encargo del Real Consulado de Santander, dos proyectos para la construcción de una nueva Atalaya en el Cerro de San Sebastián para sustituir a la antigua, destruida durante un temporal. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Marcos de Vierna Pellón. Maestro de cantería. (Siglo XVIII). Vecino del barrio de Vierna, trabajó como maestro cantero a lo largo del siglo XVIII, llegando a ser uno de los más poderosos de España. Hacia 1740 consta en Burgos y entre 1747 y 1748, está ya documentado al servicio de Juan Fernández de Isla y Alvear. Se considera que intervino en la construcción de varias de las numerosas instalaciones fabriles impulsadas por este noble trasmerano y llegó a ser nombrado Comisario Real de Guerra y Director de Puentes y Caminos del Reino. ... más información >>

Artífices de Meruelo

Durante la Edad Moderna fueron muchos los habitantes de Trasmiera que se dedicaron a la cantería, la ejecución de retablos, la fundición de campanas... En Meruelo se cuentan ensambladores como Cosme de Vierna, nacido hacia 1728, que intervino en la construcción de diversos retablos en Cantabria ( de Rozas de Soba o San Pantaleón de Aras). La nómina de doradores y pintores naturales de este valle incluye nombres como Andrés Vierna Simón, nacido en torno a 1716, que intervino en imágenes y piezas de diversos retablos de Cantabria (parroquiales de Sobarzo, Abadilla de Cayón, Limpias...); Vicente Vierna, que se ocupó de imágenes y piezas de diversos retablos de Cantabria (San Jorge de Penagos, ermita de Nuestra Señora de Palacios de San Miguel de Aras, San Lorenzo de Pámanes San Mamés de Meruelo); Agustín Lainz, dorador activo en el siglo XVIII, que intervino en diversos retablos en Álava (Aríñez, San Juan de Guereña, Hueto Arriba...) y Cantabria (san Mamés de Meruelo); Fernando Antonio de Fonteagud activo en el siglo XVIII autor, entre otras obras, del dorado de los retablos del Santuario de la Bien Aparecida y de San José de Limpias; Francisco de Fonteagud, activo en el XVIII que intervino en retablos de templos de Cantabria (parroquial de Rasines); y José de Menezo Vierna, activo en la segunda mitad del siglo XVIII y primeros años del XIX, que intervino en piezas de la catedral de Santander y en las iglesias de varias localidades de Cantabria (parroquia de Novales, San Lorenzo de Pámanes, San Juan de Colindres, San Mamés) y también realizó trabajos como pintor. Entre los escultores de Meruelo se cuentan personajes como Tomás de Gargollo Ortiz y autor de las esculturas de los retablos de La Bien Aparecida en el primer tercio del siglo XVIII.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies