Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Tudanca historia escudo de Tudanca
linea decorativa linea decorativa


El municipio de Tudanca carece de vestigios conocidos de cualquier tipo de ocupación durante la Prehistoria, así como de época romana.

Las entidades de población de Tudanca comienzan a aparecer en la documentación conservada desde finales del siglo XI, formando parte ya de la Merindad de las Asturias de Santillana. Concretamente, la mención más antigua del valle de Tudanca es del año 1094, cuando unos vecinos de la aldea anexionaron el monasterio de San Pedro de Tudanca a Santa Eulalia de Terán.

Con la progresiva sustitución del poder abacial por los linajes locales, el patrimonio señorial de Garcilaso de la Vega se extendió hasta este valle. Consta que una casa que éste poseía en Tudanca pasó a manos de su segundo hijo, Gonzalo Ruiz de la Vega, quien, luchando contra los musulmanes en la batalla del Salado, consiguió importantes dádivas del rey Alfonso XI que engrandecieron su linaje.

Sin embargo, en la Baja Edad Media el valle de Tudanca pasó a quedar bajo el dominio del señorío de los Manrique, condes de Castañeda y marqueses de Aguilar, constituyendo, junto con Rionansa y Val de San Vicente, un enclave señorial diverso de los otros valles de las Asturias de Santillana, que permanecieron en el realengo de la Casa del Infantado.

Durante el siglo XVIII la zona era gobernada por un corregidor designado por el marqués de Aguilar, situación que probablemente duró hasta que, en 1814, Fernando VII se reservó, mediante una Real Cédula, el nombramiento de los corregidores de los pueblos de señorío.

El Valle de Tudanca contribuyó a la formación de la Provincia de Cantabria que Carlos III aprobó en 1779, ya que mandaba sus propios diputados a las Juntas de Puente San Miguel, quedando, con ello, unido jurisdiccionalmente a los valles de Rionansa y San Vicente y al coto de Estrada.

Durante el Trieno Liberal, el Valle de Tudanca fue reconocido como ayuntamiento constitucional, formando parte del partido judicial de Puente Nansa, si bien en 1835 quedó integrado en el de Cabuérniga. En la actualidad, pertenece al de San Vicente de la Barquera.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies