Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Los Tojos patrimonio civil
patrimonio arqueológico
 
patrimonio religioso

La localidad de Bárcena Mayor, declarada conjunto histórico-artístico en 1979, concentra un grupo muy homogéneo de edificios representativos de la arquitectura rural de las Asturias de Santillana, cuyo origen se remonta a la Edad Media, aunque la mayoría de las construcciones se datan en los siglos XVIII y XIX –varias de ellas portan inscripciones alusivas a la fecha de construcción– que conserva en buenas condiciones muchos de sus elementos, como las casas, cuadras y socarreñas, el lavadero y varios hornos de pan.

El núcleo de Bárcena Mayor, concentrado y denso, tiene una estructura rectangular. El caserío se distribuye en torno a dos vías principales que se desarrollan en sentido este-oeste: la Calleja, que es la continuación de la vía de acceso desde Los Tojos, y la calle Larga, que se extiende bordeando el río desde el puente, construido con un solo arco de medio punto en 1556. Existen varias callejas perpendiculares que unen estas dos arterias, y también plazas interiores, como el Corral de las Ovejas, al sur de la iglesia, conocida con ese nombre porque era el lugar de reunión de estos animales antes de conducirlos a los pastos.

El tipo de vivienda característico en el pueblo es responde al modelo más difundido por las Asturias de Santillana de casa de piedra, mampuesto y madera, colocada en hilera, con muros medianeros que se prolongan para formar cortavientos a los lados de los balcones. Las fachadas se orientan generalmente al sur o al este, destacando algunos soportales con arcos de sillares y, sobre todo, la talla en madera con decoración en vigas, pilares, aleros y otros elementos. En particular es de reseñar la casa rectoral con un soportal de dos arcos y vanos acodillados, con requiebro de cornisa para la salida de vigas y ménsulas decoradas con una imagen del dios mexica Tláloc, deidad de la lluvia cuyo nombre significa en náhuatl ‘néctar de la Tierra’, que los indianos solían ubicar en las puertas de sus casas.

Ejemplos similares de esta arquitectura popular pueden encontrarse en otros núcleos del municipio, aunque no representan en ningún caso conjuntos tan significativos como el de Bárcena Mayor. Es el caso de Los Tojos, pueblo estructurado por una alineación de casas, algunas de ellas blasonadas, en torno a lo que fue un camino hacia el puerto de Palombera.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies