Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
Rionansa patrimonio arqueologico
patrimonio religioso 
 patrimonio civil
patrimonio industrial 
linea docorativa linea decorativa

Rionansa cuenta con importantes yacimientos prehistóricos, son de reseñar la cueva de Chufín (Riclones), la cueva de Micolón (Riclones) y la cueva de El Porquerizo (Celis). Las tres fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 2000.

La cueva de Chufín de Celis descubierta en 1972 por Manuel de Cos. La entrada a la cavidad se sitúa a escasa distancia del pueblo de Riclones, a la orilla del embalse de Palombera, y a ella puede accederse por un complicado sendero, si bien es más habitual hacerlo a través del pantano. La cueva cuenta con un amplio vestíbulo, en el cual se halla la mayor parte de los grabados de la cavidad, éstos fueron realizados con líneas incisas y representan cápridos y cérvidos, además de un pez y otros signos sin identificar. En el interior, además de grabados, aparecen pinturas rojas –ejecutadas fundamentalmente a base de puntuaciones– con forma de bóvidos, caballos, bastones y conjuntos de puntos. El primer conjunto de manifestaciones se adscribe al estilo II o comienzos del III de Leroi Gourhan y el segundo al estilo III. La cavidad poseee un yacimiento arqueológico.

La cueva de Micolón de Riclones se halla a 200 m escasos de la cueva de Chufín. Fue descubierta en 1976. Además de hallarse en ella un buril de sílex, existen nódulos del mismo material con signos de haber sido explotados en la Prehistoria. Contiene pinturas rojas y grabados que representan osos, caballos y signos interpretados como vulvas del estilo Leroi Gourhan III.

Del Neolítico o Calcolítico datan algunas estructuras de piedra encontradas cerca de San Sebastián de Garabandal, como un muro circular de casi 8 m de diámetro y un túmulo dolménico formado con calizas y conglomerados de la zona, ambos bastante desmantelados. Así mismo es de reseñar la presencia en Hoyo de la Gándara, a mitad de la ladera norte de Peña Sagra, de un motivo grabado sobre una cara plana vertical de un gran bloque errático de conglomerados cuarzosos. Se lees puede atribuir una cronología de inicios de la Edad de Bronce.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies