Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Rionansa historia escudo de Rionansa
linea decorativa linea decorativa


Los primeros vestigios de presencia humana que se encuentran en el municipio de Rionansa datan del Paleolítico. Se documentan en varias cuevas descubiertas en la década de los setenta. La más importante es la cueva de Chufín o cueva del Moro Chufín, habitada en el Solutrense, entre 20.500 y 16.500 años antes de la actualidad. De este mismo periodo existen evidencias de ocupación en la cueva de las Porquerizas y signos de uso como santuario en la de Micolón.

Posteriormente, los historiadores griegos y romanos efectúan algunas referencias al río Nansa en sus escritos. En el siglo XI, esta zona está ya integrada en el territorio del reino de Castilla, formando parte posteriormente de la Merindad de las Asturias de Santillana

Desde el comienzo de la Alta Edad Media debió de ir conformándose un poblamiento en lugares y aldeas, algunas de ellas en torno a monasterios, que conocemos a través de referencias en el Cartulario de la Abadía de Santillana. Es el caso del Monasterio de Santa Juliana de Rioseco (1232), en torno al cual debió de surgir el núcleo del mismo nombre.

En la Baja Edad Media, el valle de Rionansa pasó a quedar bajo el dominio del señorío de los Manrique, condes de Castañeda y marqueses de Aguilar, constituyendo, junto con Tudanca y Val de San Vicente, un enclave señorial diverso de los otros valles de las Asturias de Santillana, que permanecieron en el realengo de la Casa del Infantado.

Durante el siglo XVIII la zona era gobernada por un corregidor designado por el marqués de Aguilar, situación que probablemente duró hasta que, en 1814, Fernando VII se reservó, mediante una Real Cédula, el nombramiento de los corregidores de los pueblos de señorío

Sin embargo, jurisdiccionalmente, el valle de Rionansa aparece unido a los de San Vicente, Tudanca y al coto de Estrada en la aprobación de las Ordenanzas de la Provincia de Cantabria que Carlos III firmó en 1779.

En 1822, con la llegada del régimen constitucional, se constituyó el Ayuntamiento de Puente Nansa, delimitando ya el espacio con que cuenta en la actualidad y pasando, en 1835, a denominarse Rionansa, perteneciendo al partido judicial de San Vicente de la Barquera.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies