Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
Vega de Pas personajes escudo de Vega de Pas

Enrique Diego-Madrazo y Azcona. Médico e intelectual. (Vega de Pas, 1850–Santander, 1942). Realizó el Bachillerato (1861-1865) en el Colegio de los Padres Escolapios de Villacarriedo, y estudió la carrera de Medicina en las Facultades de Valladolid y Madrid, obteniendo en esta última el título de doctor. Amplió estudios en París (1870), donde fue alumno del famoso científico Claude Bernard. Profesor en el Colegio de Francia, así mismo, en Alemania (1874) estudió con el profesor Wolkmann, introductor de la asepsia y la antisepsia en las prácticas quirúrgicas. Desde 1883 a 1888 ocupó la Cátedra de Clínica Quirúrgica de la Facultad de Medicina de Barcelona. De aquellos años en la Cátedra data Lecciones de Clínica Quirúrgica (1888), libro prologado por Madrazo y que contenía las lecciones por él dictadas. Renunció a la Cátedra, a través de un escrito dirigido al director de Instrucción Pública, en el que exponía las discrepancias que mantenía con respecto al sistema de enseñanza oficial.

En 1894 fundó el Sanatorio de Vega de Pas, con capacidad para veintidós enfermos. El éxito conseguido por el doctor Madrazo en las prácticas quirúrgicas le animaría a abrir en Santander el llamado ‘Sanatorio del Doctor Madrazo’ (1896), construido en la calle Santa Lucía, con capacidad para ciento veinte enfermos, y que estaba considerado entre los mejores de Europa. En las Memorias del Sanatorio del año 1900 consta que, en los primeros cuatro años de funcionamiento, de dos mil operaciones, la mortalidad sólo había sido del dos por ciento, cifra sin duda muy baja para la época. El doctor Madrazo también impulsaría la publicación del Boletín de Cirugía (1910-1913), órgano divulgativo de experiencias quirúrgicas y conocimientos médicos en general, y en el cual colaboraba el equipo médico del sanatorio.

A la par de su importante labor científica, el doctor Madrazo se adentró en la literatura publicando textos como ¿El pueblo español ha muerto? (1903), libro que reflejaba sus inquietudes políticas y sociales, y cuya lectura sería prohibida por el obispo de Santander, Sánchez de Castro. Otras de sus obras son La cuestión de la escuadra (1903); El cultivo de la especie humana (1904); Introducción a una Ley de Instrucción Pública (1918); Conferencias dadas en el Ateneo de Madrid (1920); El destino de la mujer (1930); Pedagogía y eugenesia (1932), prologado por Matilde de la Torre. Así mismo, el doctor Madrazo escribió numerosos artículos periodísticos, que fueron publicados tanto en la prensa santanderina, madrileña y llegaron a aparecer en revistas extranjeras. Sus artículos y su obra literaria, reflejan un pensamiento progresista y un posicionamiento político marcadamente republicano, con claras simpatías hacia el socialismo. También escribió varias obras de teatro y teniendo en mente la influencia que este medio podría ejercer sobre el espectador, Madrazo se hizo cargo del Teatro Español (1912) en calidad de empresario. Entre sus textos dramáticos se cuentan El fin justifica los medios (1911); Obras de teatro sobre el cultivo de la especie humana (1913), prologado por Benito Pérez Galdós; y Teatro (1915).

En los años veinte, construyó las Escuelas de Vega de Pas, pensadas y diseñadas para impartir un modelo de enseñanza integral, acorde con el espíritu regeneracionista de Madrazo. Este complejo educativo estaba equipado de salones de música, gimnasia, piscina... En la vejez, la labor del doctor Madrazo fue reconocida por sus coetáneos en sendos homenajes (1926 y 1932). Sin duda, buena muestra del aprecio y consideración a sus trabajos científicos, así como a sus preocupaciones sociales. A finales de 1937, en el curso de la Guerra Civil y tras la toma de Santander por el bando nacional, fue depurado por motivos políticos y forzado a ingresar en la Prisión Central de Santander. En 1941 fue excarcelado, gravemente enfermo y ciego. Falleció en Santander el 8 de noviembre de 1942. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria)

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies