Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Castro Urdiales patrimonio religioso
patrimonio arqueológico
 patrimonio civil
patrimonio industrial 
linea decorativa linea decorativa

El edificio religioso más importante de Castro Urdiales es la iglesia de
Santa María, situada sobre un alto que se proyecta sobre el mar entre dos ensenadas y declarada Monumento Nacional en 1931. Es una de las construcciones góticas más importantes de Cantabria, la única que presenta tres pisos (arcadas, triforio y ventanales). En este amplio edificio de tres naves, con girola en la cabecera, destacan la fachada flanqueada por dos torres y la doble fila de arbotantes que sostienen los muros de la nave central. Empezó a construirse en 1208, sobre el modelo de las catedrales de Bourges, Bayeux y Burgos. Los desajustes que se produjeron, a medida que avanzaba la obra, obligaron a reforzar la nave central con arcos escarzanos. En los siglos posteriores se realizaron sucesivas ampliaciones, con la erección de nuevas capillas, en el XV y en el XVII, y la apertura de una nueva puerta neoclásica, en el XVIII. En 1893 Eladio Laredo añadió la capilla neogótica de San José. En su interior conserva un importante conjunto de obras de arte mueble. Entre ellas se cuentan la imagen titular, una imagen de la virgen con niño del siglo XIII; tres pinturas que representan al El Cristo de la Agonía (enmarcado en un retablo prechurrigueresco realizado hacia 1666), el rey David y la Inmaculada Concepción, atribuidos a Francisco de Zurbarán; así como diversas esculturas, como la imagen de la Patrona, una talla de piedra policromada del siglo XIII; un Cristo yacente, atribuido al taller de Gregorio Fernández; y el Cristo de la Victoria, atribuido a Domingo de la Rioja.

Al abrazo de este templo gótico han sobrevivido las ruinas de San Pedro, un templo románico del siglo XII que acogía las reuniones del llamado Cabildo de la iglesia de Santa María con la iglesia de San Pedro. En las inmediaciones, encaramada a un peñón, se yergue la ermita de Santa Ana, unida al templo gótico por un puente de origen medieval. Castro Urdiales contó con dos conventos: el de San Francisco y el de Santa Clara. Ambos desaparecieron durante el proceso desamortizador del siglo XIX.

Otros edificios religiosos de Castro Urdiales a reseñar son la iglesia de San Juan Evangelista de Cerdigo, iniciada en el siglo XIII; Nuestra Señora de la Asunció o de Llovera de Otañes, iniciada en el siglo XIII, con un retablo mayor de gran tamaño, realizado a finales del siglo XVII en un estilo que recuerda los trabajos del maestro Francisco Martínez; las iglesias de Santullán y Sámano, iniciadas en el XV; las de San Marcos de Allendelagua y San Martín de Islares, del XVI; y las de San Román de Mioño y Montealegre, del XVII. Por otra parte son de reseñarlas ruinas del hospital de la Vera Cruz de Islares, junto a la ermita de San Roque, objeto de una resolución de 2003, por la que se incoa expediente para su inclusión en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria.

En cuanto a la arquitectura religiosa del siglo XX, se cuenta la iglesia del Sagrado Corazón, de Luis Quijada, en Castro Urdiales.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies