Claudio López Bru.


Empresario. (Barcelona, 1853–Madrid, 1925). En 1873 se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona. Por indicación paterna, recorrió en compañía de su hermano Antonio, Francia, Irlanda, Inglaterra, Holanda, Bélgica, Alemania, Austria, Suiza e Italia. Amplió estudios de idiomas y economía en Burdeos y Londres. Heredó de su padre Antonio López el marquesado con Grandeza de España en 1896 y con él sus empresas y propiedades –Compañía Trasatlántica Española, Compañía General de Tabacos de Filipinas, el Banco Hispano-Colonial, minas en Aller, Orbó y La Hullera, fincas en Alamín, Navalmoral y La Moguda–.

Personaje profundamente religioso y comprometido con las actividades que en aquel tiempo impulsaba la iglesia católica, fundó con el padre Antonio Vicent los Círculos de Obreros; impulsó el Consejo Nacional de Corporaciones Católico-Obreras; participó en el Banco Popular; contribuyó a las celebraciones de conmemoración del 25 aniversario de la coronación del Papa León XIII; ayudó a los Círculos Católicos de Madrid, los Centros de Cultura de la Mujer y Protección de la Infancia, de Barcelona; editó el libro del padre Vicent Socialismo y anarquismo, comentario a la encíclica Rerum Novarum; impulsó la denominada Asociación General para el Estudio y Defensa de los Intereses de la Clase Obrera, constituida por juristas y políticos; organizó el Consejo Nacional de Corporaciones Católico-Obreras y sus respectivos Consejos Diocesanos; organizó la Academia Universitaria Católica; la Sociedad Constructora Benéfica de Casas para obreros en varias localidades españolas (Madrid, Comillas...); fundó la Casa Social Católica; colaboró con diversos sindicatos católicos, como los de Mineros de Asturias, el de Ferroviarios de Valladolid...; y financió las revistas Boletín del consejo Nacional, La Paz Social, Eco del Pueblo. Un colaborador personal de Claudio López, Carlos Martín Álvarez, afirmaba que el segundo marqués de Comillas dio dos tercios de su fortuna para obras caritativas y sociales.

Mantuvo estrechas relaciones con El Vaticano y propuso la compra de los terrenos de la ciudad-estado al gobierno de Italia. Así mismo organizó y sufragó una peregrinación de obreros españoles a Roma en 1894, poniendo los barcos de la «Compañía Trasatlántica» a disposición de los viajeros. Tras el terremoto de Messina, en 1908, ofreció a la Santa Sede el trasatlántico ‘Cataluña’, equipado de médicos, medicinas, vituallas y todo lo necesario para recoger huérfanos y heridos. El Papa Pío X le concedió el 24 de febrero de 1910 el título de caballero de la ‘Espuela de Oro’. en 1911 gestionó la visita de Alfonso XIII a Roma. Otras de las condecoraciones que recibió de El Vaticano fueron la ‘Suprema Orden de Cristo’ y ‘San Gregorio Magno’. En reconocimiento a su labor se emprendió un proceso de beatificación dirigido por el jesuita Eduardo Fernández Regatillo. El decreto de aprobación de sus escritos lo dio la Santa Sede el 26 de julio de 1953.

Los Reyes de España le concedieron los títulos de ‘Grandeza de España’, de primera clase, gentilhombre de Cámara con Ejército y Servidumbre; ‘Gran Cruz de Beneficencia’, del ‘Mérito Militar’, del ‘Mérito Naval’, de ‘Carlos III’, de ‘Isabel la Católica’ y el ‘Gran Collar de Toisón de Oro’, suprema de todas las condecoraciones reales.

En Comillas jugó un papel esencial en la culminación de las obras de construcción del Seminario y Universidad Pontificia iniciada por su padre Antonio López y López –el 10 de julio de 1891, donó a la Santa Sede este centro de estudios–.

Durante la catástrofe provocada por el estallido del vapor Cabo Machichaco el 3 de noviembre de 1893, en Santander Claudio puso envió desde Barcelona médicos, bomberos y otros equipos de primeros auxilios. En agradecimiento por este servicio, la Diputación de Santander, la prensa y las corporaciones locales pidieron para él el título de duque de Santander. El presidente del Gobierno, Práxedes Mateo Sagasta presentó la solicitud a la Reina regente, que consintió. Pero don Claudio lo rehusó.

Sus restos descansan en una capilla de la iglesia de la Universidad Pontificia de Comillas. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

 
cerrar