Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
Hermandad de Campoo de Suso patrimonio civil
patrimonio arqueológico
 patrimonio religioso
patrimonio industrial 

En Hermandad de Campoo de Suso se conservan dos de los más destacados ejemplos de arquitectura defensiva medieval de Cantabria: El castillo de San Vicente (Argüeso) y la torre medieval de Proaño.

El castillo de San Vicente de Argüeso se yergue sobre una pequeña elevación que ocupara en el siglo IX una ermita bajo la advocación del mártir aragonés San Vicente, patrón de Zaragoza, y una necrópolis a ella asociada de la cual se ha descubierto una tumba de lajas. Hacia los siglos XII-XIII se construyó sobre los restos de este templo, una torre orientada noroeste-sureste y más tarde una segunda orientada norte-sur, que permitían vigilar el paso de cañadas. El conjunto fue completado durante el siglo XV cuando se levantó, en estilo gótico, con arcos escarzanos y conopiales en los vanos, un cuerpo que une las dos atalayas y se cerró el terreno adyacente con un muro. La fortaleza perteneció en un primer lugar a una jurisdicción señorial y aparece por primera vez documentada en 1410, citada como castillo y fortaleza de Argüeso. En 1475 le fue concedido el título de Marqués de Argüeso a Diego Hurtado de Mendoza, hijo del marqués de Santillana, Íñigo López de Mendoza, y el castillo se transformó en residencia y elemento de representación de la familia. En 1869, el castillo fue vendido al particular Ignacio Santo y Colsa quien revendió la entonces arruinada fortaleza a José Rábago de los Ríos, vecino de Argüeso por cien pesetas. Después de morir aquel, pasó a manos de su hermana Teresa Rábago García quien lo donó en 1962 al ayuntamiento de Hermandad de Campoo de Suso. En 1988, el Consejo de Gobierno de la Diputación Regional de Cantabria acordó la restauración del edificio, que entonces se encontraba en ruinas. Las obras fueron emprendidas aquel mismo año y concluyeron en la década de los noventa, obteniéndose una 'recreación' de un castillo medieval almenado. El castillo de Argüeso, el único no situado en la costa de la comunidad autónoma de Cantabria, fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento en 1983.

La torre medieval y la casa solariega de Proaño pertenecieron a la casa de los Ríos Mier procedente de Naveda. Sus rasgos estilísticos llevan a fecharla a finales del XIII, comienzos del XIV. Levantada en mampostería, presenta una gran variedad de vanos (apuntadas, de medio punto y trilobuladas). Su capilla guarda una bonita imagen de Santa Ana así como tres estelas medievales de la necrópolis de Espinilla. La torre y la casa solariega anexa a la misma fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 1985.

También se conservan numerosas construcciones de los siglos XVII y XVIII, en las que se mezclan elementos de arquitectura popular con otros señoriales. En algunas localidades forman interesantes conjuntos, como los existentes en los pueblos de Abiada, Mazandrero, Celada de los Calderones, Proaño, Naveda, Ormas o Soto.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies