Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
Cieza historia escudo de Cieza
linea decorativa linea decorativa


El término de este municipio está constituido por los tres concejos que surgieron como entidades de población a lo largo de la Edad Media y que formaban el antiguo valle de Cieza, uno de los que integraron la Merindad de las Asturias de Santillana. Sus orígenes se desconocen, aunque se podría aventurar que grupos prehistóricos del Paleolítico transitaron por los montes de este municipio, pues no muy lejos se encontraron cuevas habitadas de esta época. La misma argumentación se podría extender a la Edad del Bronce o del Hierro, teniendo en cuenta que hay testimonios de su paso en municipios vecinos a Cieza. Por la zona transcurrió la calzada romana que de Julióbriga iba al Portus Blendium (Suances), pero no se han constatado restos de hábitat de este periodo.

Las referencias documentales más antiguas de estos lugares y caseríos están datadas en el siglo XIV y constatan que por aquel entonces el valle se encontraba bajo el dominio de la Casa de la Vega –siendo Garcilaso I de la Vega poseedor de la propiedad del Castillo de Cieza, ubicado en Villayuso–, pero también de otras casas hidalgas, como las de Ceballos, Villegas y Collantes. De hecho, en el Becerro de Behetrías (1351) se citan vasallos de estos linajes locales y también de la Abadía de Covarrubias, que tuvo heredamientos en Buelna y Cieza. Ya a principios del siglo XV la jurisdicción administrativa de este viejo valle dependía fundamentalmente de la Casa de la Vega, a cargo de un mayordomo del almirante de Castilla, Diego Hurtado de Mendoza, señor de la Vega (1404), encargado también de la administración de los valles de Iguña y Anievas. Desde entonces y hasta el final del Antiguo Régimen (siglo XVIII), Cieza fue un lugar de señorío vinculado a los descendientes del linaje la Vega, la Casa del Infantado. De hecho, una de las referencias que permiten confirmar este dominio de los Mendoza es el informe de Floridablanca, de 1785, en el que aparecen los lugares de Collado, Villayuso y Villasuso bajo el regidor pedáneo y alcalde ordinario designado por el duque del Infantado.

En 1822, incluyendo estos tres pueblos y con los límites que tiene en la actualidad, se constituyó el Ayuntamiento constitucional, que recibió el nombre del viejo valle: Cieza.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies