Calle
 Marqués de la Hermida
Los primeros datos históricos se remontan al año 1885

Esta calle es uno de los principales accesos al centro urbano de Santander


calle marqués de la hermidaREDACCIÓN SANTANDER

Los orígenes de esta calle se remontan a 1885, año en que el Ayuntamiento rotuló varias calles de la zona que se denominaba ‘Nueva Población de Maliaño’, situadas la gran zona de expansión del Puerto, dando el título de Marqués de la Hermida a una nueva vía que comenzando en la confluencia de las calles Nicolás Salmerón y Antonio López se prolongaba hacia el oeste hasta el cruce de La Marga, en la salida de la ciudad, con un trazado recto y totalmente llano.

La calle Marqués de la Hermida tiene dos partes claramente diferenciadas. La totalidad de su margen norte se caracteriza por la agrupación de modernos bloques de pisos y viviendas, con un claro carácter residencial. Por el contrario, en gran parte de su margen sur perviven todavía los usos portuarios. Otra característica que de define a la calle Marqués de la Hermida, es su situación en el conjunto de la urbano, que la convierte en una de las principales entradas de vehículos a la ciudad, al enlazar directamente con la autovía de Bilbao, al igual que su paralela Castilla pero en sentido contrario. Esta circunstancia, junto con la proximidad al puerto, hacen que sufra un tráfico muy intenso prácticamente durante todo el día. Por otro lado, la calle y en general toda la zona, está perfectamente comunicada con el resto de la ciudad mediante las líneas de transporte público.

En la zona de La Marga se encuentra situado un apeadero de Feve y en sus inmediaciones otro de Renfe, que diariamente son utilizados por numerosos viajeros.

 
Cerrar cerrar